Tendencias

¡Pilas con el plazo para pagar cesantías!

coins

Si eres o alguna vez has sido empleado, probablemente te es familiar el tema de las cesantías, ese auxilio del que puedes hacer uso en caso de quedarte sin trabajo o si piensas comprar vivienda o estudiar. Pero, ¿qué debes saber en caso de ser empleador?

Las cesantías son una prestación social a la cual tienen derecho todos tus colaboradores (excepto a quienes se les aplique el régimen de salario integral de más de 13 salarios mínimos legales vigentes), corresponden a un mes de salario por cada año trabajado o proporcional si el período es menor de 12 meses y aunque se liquidan el 31 de diciembre, el empleador debe consignarlas al fondo de cesantías que escogió el trabajador antes del 14 de febrero.

La única situación en que al trabajador se le entregan directamente las cesantías es cuando finaliza el contrato de trabajo. En este caso, el día en que se le haga la liquidación de contrato se le deben pagar las cesantías y demás conceptos originados en la relación laboral.

¿Qué pasa si no consigno las cesantías de mis empleados antes del 14 de febrero?

Si no realizas el pago, hay una sanción por mora de un día de salario por cada día de retraso a favor del trabajador. Esto significa, por ejemplo, que para una persona que se gane 3 salarios mínimos mensuales, el no pago de sus cesantías te implicará, como empleador, un sobrecosto de 73.771 pesos diarios.

¿Cómo puedo financiar el pago de las cesantías para evitar la sanción por mora?

La opción más responsable es incluir esta obligación en la planeación financiera de tu empresa, de modo que cuando llegue el 14 de febrero, puedas cubrirla con el flujo de caja de la operación. Pero si este no es el caso, no te preocupes: también las puedes financiar utilizando el cupo de crédito que tengas con tu entidad bancaria o acceder a un nuevo crédito ordinario, teniendo en cuenta que el plazo de financiación no debería ser superior a un año para que no se te acumulen con el pago de cesantías del período siguiente.

Si por alguna razón no puedes acceder a tu cupo de crédito ordinario, puedes recurrir a alternativas de financiación como las que te ofrece Sempli, que de manera simple y rápida te soluciona tus necesidades de liquidez, como lo son las obligaciones y prestaciones sociales de tus empleados.

Consulta aquí las opciones que Sempli tiene para ti.