Formación Sempli

¿Cuánto “cuesta” un empleado?

¿Quieres saber qué implica tener –o ser– un empleado en términos de dinero? Si tu empresa está creciendo y necesitas contratar para poder delegar labores, o si estás contratado y no entiendes muy bien cómo funciona el pago de tu salario, esta información será de mucha ayuda.

Primero, debes saber que al hacer o recibir una oferta de trabajo, el valor indicativo que se da corresponde al salario bruto, que finalmente es diferente al salario neto que se recibe: esto es porque todos los empleos formales, por ley, deben aportar un porcentaje al sistema de seguridad social nacional.

Este porcentaje es diferente de acuerdo al monto y la estructura salarial que se tenga, bien sea porque tiene un salario convencional o un salario integral (este corresponde a, por lo menos, 13 salarios mínimos y se establece a partir de una decisión que se toma entre empleado y empleador).

Ahora, desde el punto de vista legal, el costo relacionado con todas las prestaciones sociales es así:

Para la empresa

Es el costo de más que tiene que asumir el empleador por tener un empleado afiliado al sistema de seguridad social. Este corresponde a un 30% del salario por factores prestacionales (para quienes ganas más de diez salarios mínimos) y a un 16,5% para los que ganan menos. Se divide así:

  • Para salud: el 8,5% del salario bruto (solo si es mayor de 10 smlmv)
  • Para pensión: el 12%
  • Para las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL): entre 0,522% y 3%, dependiendo del factor de riesgo que se tenga (no es lo mismo un empleo en una oficina, que uno en una obra de construcción, por ejemplo)
  • Para aportes parafiscales:
    • Cajas de compensación familiar: 4%
    • ICBF: 3% (solo si el salario es mayor de 10 smlmv)
    • Sena: 2% (solo si el salario es mayor de 10 smlmv)

Para alguien que gana un salario integral, los aportes corresponden a los anteriores multiplicados por el 70%.

Además de lo anterior, quienes ganan salarios convencionales tienen derecho a tres conceptos adicionales:

  • Prima: un salario anual que se divide en dos pagos, en junio y en diciembre
  • Cesantías: un salario al año que debe consignar el empleador a un fondo, con respecto al salario ganado el año anterior. También debe girar unos intereses que corresponden al 12% de esas cesantías

Para el empleado

Aparte de lo que paga la empresa, el empleado debe hacer unos aportes a su pago de salud y pensión. Estos los paga el empleador pero se deducen del salario del empleado, y son tres:

  • A salud: 4%
  • A pensión: 4%
  • Y quienes ganan más de 4 salarios mínimos deben aportar al fondo de solidaridad pensional, dependiendo del monto:
    • Entre 4 y 16 s. m., es el 1% adicional
    • Hasta 20 s. m., sube gradualmente 0,2% hasta llegar al 2%

Así, en total, podría decirse que por cada persona que está trabajando, se aporta en total el 12,5% de su salario para salud, y el 16% para pensión.

(Visited 51 times, 7 visits today)