Fintech Tendencias

Estas son las últimas tendencias en ciberseguridad

Los grandes expertos del ecosistema Fintech sostienen siempre que las nuevas tecnologías llegaron al mundo para romper las grandes brechas económicas que se han abierto durante los últimos siglos. Para cumplir con este objetivo, las fintech se han segmentado de diferentes maneras. Una de las más importantes es aquella dedicada al identity and fraud, que se ha dedicado a construir mecanismos cada vez más avanzados de ciberseguridad y a tratar de crear un panorama de confiabilidad en torno a las nuevas tecnologías, que les permita funcionar sin correr grandes riesgos.

Aquí te contaremos algunas de las tendencias más importantes de ciberseguridad que estarán vigentes en el 2017:

El paso de lo físico a lo digital

Uno de los grandes retos que tienen las fintech es asegurarse de que las transacciones que realiza sean seguras. En esta búsqueda ha quedado claro que la mejor opción son los entornos que van más allá del mundo físico, como es el caso de la nube. Este modelo tiene importantes ventajas, pues ayuda a las fintech a dejar de depender de servidores y equipos, y a tener la posibilidad de activarse y comenzar a implementar su seguridad a través de diferentes plataformas, lo que deja como resultado la reducción de servicios en sucursales o cajeros electrónico permitiéndole a los usuarios migrar al mundo digital.

La identidad volverá a ser importante

Digitar las claves de tu tarjeta débito o crédito en aplicaciones o páginas de internet podría empezar a ser algo del pasado. Ahora le apuntarán a tecnologías de identidad ligeras y ágiles que cuenten con sofisticados algoritmos criptográficos. La idea y el reto es empezar a enlazar la identidad digital con la de la vida real para así crear ecosistemas de seguridad poco vulnerables.

La verificación de datos entrará en juego

La verificación es uno de los temas que tomará relevancia pues se aprovechará la tecnología para utilizar nuevos métodos de reconocimiento de los usuarios. Variables como el reconocimiento facial, el escaneo del iris, la impresión dactilar, el nombre, el comportamiento del usuario en la web y sobre todo la geo-localización y la geo-detección tendrán mucha importancia.